Calidad del aire

Hábitos de trabajo seguro
25 enero, 2018
Geoceldas
25 marzo, 2018

Síntesis de información para ilustrar los problemas a la salud, efectos nocivos a la productividad de las personas y el beneficio a la salud de instalar recuperadores de calor en edificios y vivienda para aportar aire fresco y limpio al interior.

Definición

La calidad del aire interior esta, representada por concentraciones de contaminantes y condiciones térmicas que afectan la salud, la comodidad y el rendimiento de las personas en un edificio o en su casa.

Síntomas de mala calidad del aire

Una mala calidad del aire en un edifico conlleva efectos en la salud inmediatos y a largo plazo.


A corto plazo


Ocurren inmediatamente después de la exposición. Los productos químicos liberados de los materiales de construcción pueden causar dolores de cabeza, o las esporas de moho pueden provocar picazón en los ojos y secreción nasal en personas sensibles poco después de la exposición. En general, estos efectos no duran mucho y desaparecen poco después de que finaliza la exposición. Sin embargo, se sabe que la exposición a algunos biocontaminantes (hongos, bacterias y virus) como resultado de problemas de humedad, mantenimiento deficiente o ventilación inadecuada causa enfermedades respiratorias graves que a veces ponen en peligro la vida y que pueden provocar afecciones respiratorias crónicas.


A largo plazo


Los efectos crónicos son respuestas duraderas a exposiciones a largo plazo o frecuentemente repetidas. Las exposiciones a largo plazo a incluso bajas concentraciones de algunos químicos pueden inducir efectos crónicos. El cáncer es la consecuencia de salud a largo plazo más comúnmente asociada a la exposición a contaminantes del aire interior. Por ejemplo, la exposición prolongada a lo siguiente aumenta el riesgo de cáncer: humo de tabaco, amianto, benceno.

Algunas situaciones asociadas a la calidad de aire que son causa del ausentismo y el rendimiento laboral que resultan desagradables, se asocia con la condición climática donde existe aire demasiado caliente o demasiado frio, esta incomodidad provoca aire demasiado seco irritando las membranas mucosas por la baja humedad o el aire viciado.
Se ha demostrado que cambios significativos mensurables en la capacidad de las personas para concentrarse o realizar tareas mentales o físicas resultan de cambios modestos en la temperatura y la humedad relativa.


Estrategias y equipo para renovar el aire


La ventilación puede usarse para extraer contaminantes de una fuente fija o diluir contaminantes de todas las fuentes de contaminantes dentro de un espacio.

Ventilación de extracción: lo ideal es que el flujo de aire de escape sea suficiente para extraer contaminantes de la fuente hacia el escape y lejos de los ocupantes. La fuente debe ubicarse entre el escape y los ocupantes.

Al expulsar el aire hacia el interior es necesario reponer este aire con aire no viciado, para lo cual se le denomina técnica de doble flujo y se utilizan recuperadores de calor como la imagen.

Comments are closed.